Hyundai ha comprado Boston Dynamics. ¿Qué es lo siguiente?

Hyundai respalda a Boston Dynamics con más de 1.000 millones de dólares para expandir la movilidad inteligente.

Robot de Boston Dynamics
Qué pasa con Boston Dynamics ahora que Hyundai ha comprado la empresa

El 21 de junio, Hyundai Motor Group, Boston Dynamics, Inc. y SoftBank Group Corp. anunció la adquisición de Boston Dynamics por parte de Hyundai por más de 1.100 millones de dólares. ¿Qué significa esta fusión para el futuro de la robótica y la movilidad?

Boston Dynamics es una empresa de robótica cuyo objetivo es desarrollar robots móviles que enriquezcan la vida de las personas y simplifiquen las interacciones cotidianas. Fundada en 1992 por el antiguo profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts y de la Universidad Carnegie Mellon, Mark Raibert, la empresa hace hincapié en la naturaleza -y en las piernas- en sus diseños. Una de sus creaciones más famosas, Spot, imita el diseño de un perro. Mientras estaba en la CMU, Raibert fundó el Leg Lab, que más tarde se trasladó con Raibert al MIT y cuyo objetivo era crear robots más dinámicos y móviles mediante el uso de patas mecánicas.

Hyundai es una empresa automovilística multimillonaria con sede en Corea del Sur. A finales de 2019, la empresa anunció la Estrategia 2025, cuyo objetivo es “promover el dispositivo de movilidad inteligente y el servicio de movilidad inteligente como dos pilares empresariales clave.” Estos pilares se centran en la ampliación de la movilidad inteligente más allá de los coches a los vehículos aéreos personales y la robótica, así como en la oferta de servicios de movilidad personalizados. Juntos, estos pilares pretenden convertir al Grupo en un proveedor de soluciones de movilidad inteligente para 2025.

La movilidad inteligente es un movimiento emergente que pretende desarrollar tecnologías que actúen como dispositivos de transporte inteligentes y mejoren la comodidad del transporte. El Purpose Built Vehicle o PBV propuesto por Hyundai es un “vehículo de movilidad urbana autodirigido que permite la personalización para diferentes estilos de vida”. El concepto PBV no es sólo un centro de transporte, sino también un centro social, ya que puede funcionar como salón, restaurante, cafetería, hotel o incluso clínica de salud, afirma el comunicado de prensa de Hyundai.

Sin embargo, no todas las innovaciones en materia de movilidad inteligente están tan avanzadas como el PBV. El Shucle, una combinación de las palabras shuttle (lanzadera) y circle (círculo), es un servicio de transporte compartido basado en inteligencia artificial en Corea del Sur. El servicio localiza a personas con destinos similares y las recoge para llevarlas juntas a su lugar de destino. El sistema utiliza la Inteligencia Artificial (IA) para determinar las rutas más eficientes para cada persona y destino, haciendo que el viaje sea más cómodo y corto.

La compra de Boston Dynamics por parte de Hyundai es un paso más en el camino para convertirse en un proveedor de soluciones de movilidad inteligente.

Al igual que Hyundai, las tecnologías de Boston Dynamics siempre han hecho hincapié en la belleza de la movilidad. Su última sensación robótica viral es Spot, un robot con aspecto de perro diseñado para desplazarse por diversos terrenos. Gracias a sus cinco módulos de sensores, tiene una visión de 360 grados y es especialmente eficaz para vigilar espacios y recoger datos a distancia. Desde su lanzamiento, el Spot se ha utilizado en una gran variedad de lugares, desde minas hasta plataformas petrolíferas y obras de construcción.

El Atlas es el experimento de la empresa sobre la movilidad de todo el cuerpo y es el robot humanoide más dinámico del mundo. Complejos algoritmos crean movimientos muy dinámicos que implican a todo el cuerpo, permitiendo al Atlas dar volteretas, girar en el aire y mucho más. Su increíble movilidad lo hace ideal para misiones de búsqueda y rescate, para las que fue desarrollado originalmente como parte del Defense Advanced Research Projects Agency Robotics Challenge.

En 2017, Boston Dynamics subió un vídeo, ahora viral, de Atlas realizando un backflip y numerosos saltos de altura, ampliamente considerado como uno de los avances más increíbles en el mundo de la agilidad robótica. Atlas está diseñado para ser ligero y mejorar su agilidad, y cuenta con numerosas partes del “cuerpo” impresas en 3D que le permiten poner en práctica sus movimientos de parkour y sus saltos.

Estos robots van mucho más allá de ser modernas maravillas de la movilidad: ya estamos viendo cómo se utilizan para mejorar la sociedad y hacer más seguros a los ciudadanos. En Singapur, el robot Spot se desplegó en los parques públicos el pasado mes de mayo para garantizar que la gente se mantuviera socialmente distante. Gracias a sus avanzadas capacidades de movimiento, Spot puede patrullar un tramo de tres kilómetros del parque Bishan-Ang Mo Kio y “ladrar” cuando detecta que la gente se acerca demasiado.

Spot también desempeña un papel importante en la recuperación de desastres nucleares. El reactor 4 de Chernóbil, que sufrió una fusión en 1986, se encuentra ahora en la estructura del Nuevo Confinamiento Seguro (NSC), que contiene los restos del reactor junto con “30 toneladas de polvo altamente contaminado, 16 toneladas de uranio y plutonio, y 200 toneladas de lava radiactiva”.

Un robot Spot de la Autoridad de la Energía Atómica del Reino Unido ha sido equipado con sensores de radiación y se está utilizando para cartografiar los niveles relativos de radiación en diferentes partes de la zona de contención. Las patas de Spot lo hacen especialmente útil para esta tarea: como el núcleo contiene tanto polvo radiactivo, tener “patas” en lugar de ruedas u orugas minimiza el contacto con el polvo y puede evitar una mayor contaminación del entorno. Para saber más sobre las capacidades robóticas de Boston Dynamics, vea nuestro último vídeo: ¿Qué se puede hacer con un robot de Boston Dynamics?

En virtud del acuerdo, Hyundai y Boston Dynamics esperan que la combinación de sus fuerzas de fabricación permita el crecimiento mutuo. Boston Dynamics es conocida por sus avances en la fabricación. Su robot más reciente, Stretch, está diseñado específicamente para aumentar la eficiencia en el embalaje y la descarga de materiales.

Entonces, ¿esta adquisición dará lugar a un ejército de robots en la industria de la movilidad?

Todavía no, pero ofrece un potencial increíble para el avance del transporte y el movimiento.

El vídeo que anuncia la adquisición muestra a un ciego utilizando el Spot como una especie de perro guía, lo que es posible gracias a la visión gran angular, el mapeo de datos y los sensores del robot. Una tecnología similar se ha probado en la Universidad de California, Berkeley con el Mini Cheetah, un pequeño robot parecido a un animal desarrollado en el Laboratorio de Biomimética del MIT. El Mini Cheetah utiliza un conjunto de láseres para identificar objetos en el entorno y guiar a una persona a su alrededor. Además, el Mini Cheetah puede almacenar datos sobre su objetivo, lo que le permite calcular la ruta más fácil y segura. También fue el primer robot de cuatro patas que podía hacer una voltereta.

Los robots también tienen aplicaciones para ayudar a caminar a personas paralizadas. Estos robots, a menudo denominados exoesqueletos, se acoplan a las articulaciones para complementar la fuerza muscular y permitir que el cuerpo “camine”. Los recientes avances tecnológicos han hecho posible incluso que las personas controlen el movimiento utilizando sólo su cerebro.

En 2019, investigadores de la Universidad de Grenoble (Francia) colocaron electrodos en el cerebro de un hombre que quedó paralizado tras una caída que le rompió el cuello. Los electrodos registraron las señales cerebrales que controlan las funciones motoras. Estas señales son descodificadas por algoritmos que se envían al exoesqueleto, lo que permite al paciente caminar, mover objetos y mucho más.

El paciente, conocido como Thibault, practicó intentando primero mover un avatar con forma de exoesqueleto en un ordenador. A continuación, se ató al traje y fue capaz de hacerlo caminar hacia delante mientras era sostenido desde arriba.

El siguiente paso de los investigadores es conseguir que el exoesqueleto sea autosuficiente. Si tiene éxito, la potencia del exoesqueleto, combinada con la experiencia en movilidad de Hyundai y las creaciones de Boston Dynamics como el Atlas, podría ser revolucionaria a la hora de proporcionar movilidad a los individuos de esta asociación.